VUELTA AL PAÑUELICO

VUELTA AL PAÑUELICO

Cierto es que los toros son una parte fundamental de los San Fermines, pero no lo son todo. La
mayoría de las personas tienden a relacionar los SF solamente con los encierros y las corridas
en la plaza. Por eso, me gustaría “dar la vuelta al pañuelico” y contaros lo que realmente
representan las mejores fiestas del mundo.
Los San Fermines son unas fiestas que hay que vivir por lo menos una vez en la vida. 7 días
donde las calles de Pamplona se tiñen de blanco y rojo, donde el “RIAU RIAU” se escucha de la
boca de pequeños y mayores, donde gente de todas las partes del mundo baila al ritmo de
diferentes estilos musicales en la plaza del Ayuntamiento el día del Txupinazo.


Y que decir de nuestros queridos amigos los GIGANTES que recorren las calles dando vueltas y
vueltas, asombrando a pequeños y sacando la ilusión de los más grandes. Pero no van solos, de
cerca les siguen los CABEZUDOS Y ZALDIKOS encargados de “pegar” algún que otro golpe con
su palo con esponja.
Durante todo el día te encuentras actuaciones musicales, deportivas, actividades infantiles,
espacios recreativos donde todo el mundo siempre lleva puesta una sonrisa en el rostro.
Aunque muchos también prefieren pasear por las calles de lo viejo tomando pintxos y cañas
con la cuadrilla acompañando a las famosas peñas hasta la plaza de toros.
Sin darte cuenta el sol se esconde y dan paso los fuegos artificiales, que alumbran de mil
colores todos los edificios acabando con una traca seguida de millones de aplausos.
Por las noches Pamplona no pierde la luz ya que todos sus escenarios y bares siguen con la
fiesta hasta el amanecer.
¿De verdad todo tiene que ver con los toros? Visto está que esta ciudad navarra tiene mucha
más cultura y tradiciones que aportar.

Deja un comentario

Cerrar menú