Lo mejor es el amanecer

Lo mejor es el amanecer

Todavía me acuerdo de los sábados madrugada, o viernes noche según donde se mire, cogiendo sitio en los miradores. Siempre he tenido una debilidad, el amanecer. Una luz resplandeciente y hermosa que nos despierta todos los sentidos. Rosa o naranja. Pero, además, lo más resistible del amanecer es la soledad.

Pocas personas tenemos la predisposición de levantarnos pronto y mirarla. A veces, también a cazarla, aún así, los mejores momentos los he reservado para mis ojos solos. Momentos únicos con el poder del universo y mi biología ocular.

No te he olvidado a ti tampoco. Partidos que terminaban a la una de la mañana. Aunque estuviésemos cansados, caminábamos en las penumbras noches por las zonas montañosas que nos unían. Todo preparado, mantas y almohadas no faltaban en el maletero de nuestro champiñón blanco. Sería pequeño lugar, pero era encantador. Nos encontrábamos solos con nuestros secretos, acompañados de estrellas y con una alarma insoportable para ver la mejor luz del día.

Con un solo pitido ya estaba mi 35 ajustado para hacer click. Con 20 minutos ya tenía suficiente para poner historia a las imágenes que salía del momento. Después, solo faltaba alimentarse y, a veces, seguir siendo más nómada y recorrer más nuestras tierras; así saludábamos a las vacas, ovejas y árboles legendarios.

Ahora miro atrás, y solo ha pasado un año desde que conocí el mejor paisaje. He vuelto al lugar como aniversario del mejor cuadro ocular. Han cambiado cosas, sí, hoy, el champiñón no está; ahora es unos centímetros más grande, ya no es tan acogedor, y huele como una tienda de colonias. Además, es rojo, muy cantoso.

Tampoco estás tú. La verdad, te hartaste de madrugar estando derrotado después de trabajar, y de mirar cómo surgía un click de segundo a segundo.

El 35 también ha cambiado. Ahora pesa más y tiene más ángulos que ofrecer. Lo que hacía falta en mi perspectiva.

Supercifialmente el cambio no ha sido abundante. Mi ser nómada sigue con ganas de cazar las luces y paisajes del amanecer. De esa manera, he recorrido todo el país más un poco del estado impuesto. Solo falta que otra personas quieran varolarlo.

Uxue Martin

Me presento como una artista visual pelimorada. Aunque mi estudio oficial es el periodismo, la escritura creativa y la fotografía son mi pasión. De esta manera, podreís ver un poco de ellos en ElFósforo.es. También podréis seguir mi trabajo en mi cuenta de Instagram: @uxusofia

Deja un comentario

Cerrar menú