Rebecca Horn, Tate Modern, hasta 2 Febrero 2020

Rebecca Horn, Tate Modern, hasta 2 Febrero 2020

Tate Modern ha expuesto en los “Tanks” de su planta baja varias obras de la artista alemana Rebecca Horn. Aunque no se trate de una retrospectiva, las obras elegidas crean una clara idea de las principales preocupaciones que Horn lleva explorando desde finales de los años sesenta. Son obras que provocan al espectador a reflexionar sobre sus sentidos, especialmente el sentido de sí mismo. Sus obras tempranas, por ejemplo, dirigen la atención a las experiencias del cuerpo con el exterior. Horn explora estos temas mediante la performance, construyendo “esculturas corporales” con los que ella u otros se visten y son grabados usando.

Debido a una intoxicación pulmonar por la que tuvo que estar hospitalizada durante casi un año, Horn empezó a investigar mediante sus diseños el anhelo de comunicación que sintió durante esta etapa de aislamiento que sufrió con tan solo 20 años. Fue entonces cuando Horn comenzó a construir sus primeras esculturas corporales desde la cama, ideadas para extender su cuerpo y sentidos. Los diseños que Tate ha expuesto varían desde “Finger Gloves” (Guantes de dedos) – unas extensiones de madera para los dedos que miden un metro de largo y que buscan explorar el espacio desde una nueva perspectiva – a “Cockatoo Mask” (Máscara de cacatúa) – un casco de plumas blancas que oculta el rostro y la visión del que la lleva, pensado para atraer a otra persona que finalmente introduce su cabeza bajo las plumas también – a “Keeping Those Legs from Touching Each Other” (Evitando que esas piernas se toquen) – unas bandas metálicas que Horn y un compañero atan a una de sus piernas y con las que tienen que negociar sus movimientos para poner andar juntos y en harmonía.

Son obras que uno debe captar mediante la metáfora y la intuición, la propia experiencia de contemplarlas, y sin ese impulso automático de usar la razón. A Horn no le interesa crear piezas que transmitan un significado o mensaje concreto que uno tenga que descifrar, sino vivencias y la intersubjetividad que se crea entre ellas y el espectador.

Las obras de Rebecca Horn estarán expuestas en Tate Modern hasta el 2 de Febrero de 2020.

Diana Bularca

Diana Bularca, graduada en Historia del Arte. Formo parte del equipo de ElFósforo.es publicando contenido a través del que familiarizo audiencia de habla española con la escena artística de Londres.

Deja un comentario

Cerrar menú