Diversidad, Que Bonita Palabra

Diversidad, Que Bonita Palabra

Todos somos tan diferentes y todos nos podemos aportar tantas cosas…

En este caso hablamos de diversidad funcional. Es un término que ha querido sustituir al de discapacidad dando una visión no negativa.

Muchas personas están acostumbradas a dirigirse a este colectivo como subnormales, anormales, retrasados… porque creen que no son normales. Y yo me pregunto… ¿Qué es ser normal? 

Queremos una sociedad más normalizada y con oportunidades para todos. Pero de nada valen las palabras si luego no realizamos acciones. 

Somos expertos en poner etiquetas, pero porque así nos han educado. Cuando somos pequeños somos incapaces de darnos cuenta de ciertas limitaciones, pero a medida que vamos creciendo la sociedad nos cambia la forma de ver las cosas.

Esta claro que las personas con diversidad funcional necesitan un poco más de apoyo, lo que no significa que tengan que ser excluidas. Todos aprendemos de todos, pero que lo que aprendamos sea bueno.

Todavía existen espacios no acondicionados para este colectivo y personas con la mente muy cerrada.

Las personas con diversidad funcional son eso, personas como tu que estás leyendo este escrito y como yo. Pero ellos están acostumbrados a que se les mire de forma diferente, a que se les trate de manera diferente, a que no se les tenga en cuenta.

No nos damos cuenta de la cantidad de cosas que aportan. ¿Sabéis cual es la más importante? LA FELICIDAD. 

Si ser un anormal significa ser feliz, me considero la chica más anormal del mundo.

Si somos una sociedad desarrollada en muchos aspectos creo que en el tema de la inclusión deberíamos darnos un empujón, saber diferenciar las distintas capacidades de otras personas nos ayudará a eso que estamos buscando, la normalidad para todos.

Palabras como inclusión, integración, progreso, desarrollo, deberían forman parte de nuestro día a día.

Deja un comentario

Cerrar menú