El climax de la fiesta

El climax de la fiesta

Un baile final y una fiesta delirante. Así describiría la película Climax, de Gaspar Noé. Tras Irreversible y Love, este director francés nos vuelve a contar una historia de lo más bizarra y explícita posible, sin dejarnos nada indiferentes.
La película gira en torno a un grupo de bailarines de los años 90 que ensayan durante tres días en una cabaña en el bosque. El último día deciden festejar la última jornada de baile, pero en esta fiesta uno de ellos echará droga en la bebida y poco a poco todos empezarán a delirar y desatar lo más salvaje que llevan en su interior.
En esta película se pueden destacar los colores que usa Gaspar Noé para iluminar las escenas, ya que todos son colores fuertes y llamativos, como el rojo, verde, azul o amarillo. Además, la película entera se desarrolla en un plano secuencia donde los personajes son los verdaderos directores de la película ya que son ellos los que, a través de sus movimientos y sobre todo el baile, guían la cámara por el escenario. A parte de esto, destacaría la interpretación de Sofia Boutella, por la sinceridad y naturalidad de su actuación teatral dentro del filme. También me parece interesante que el director haya decidido meter a un niño en la película, siendo este el que más peso tiene para el desarrollo de los acontecimientos, debido a un giro inesperado.
Para terminar, una de las curiosidades que más impactante he visto es que el rodaje duró 15 días, y el guion solo constaba de cinco páginas, dejando que los actores improvisaran sobre la marcha. Dicho esto, si tuviese que definir lo que esta película me ha transmitido en tres palabras, estas serían: confusión, excitación y deseo.
Trailer:

Recomendaciones: Love, Irreversible, Suspiria

Sandra Cepeda

Estudiante de Comunicación Audiovisual entre otras muchas cosas como eso de intentar ser actriz. Me gusta el cine y por eso, en esta web, escribiré sobre películas que me llamen la atención.

Deja un comentario

Cerrar menú