El “mejor” español en la National Gallery

El “mejor” español en la National Gallery

Las obras de Bartolomé Bermejo estarán en la National Gallery hasta el 29 de septiembre

Luton Hoo es una de las casas señoriales más grandes de Inglaterra. Ahora convertida en hotel de lujo, la casa contó con una de las colecciones de arte más importantes del país y fue escenario de varias películas como por ejemplo, Cuatro bodas y un funeral. En 1899 Julius Wernher, su dueño por aquel entonces y artífice principal de la colección, compró un cuadro de pintura tardogótica española. Era la época en la que este tipo de arte se comenzaba a valorar y entraba en los circuitos de mercados internacionales. Bernejo estará en la National Gallery.

National Gallery

El cuadro, firmado por Bartolomé Rubeus retrataba a un San Miguel que se erige triunfante sobre la figura del demonio derrotado, y fue expuesto con gran éxito de crítica y público en 1904. Todo iba bien en Luton Hoo hasta que, en 1991, Nicholas Harold Phillips, su entonces dueño, se suicidó.

Hacía algún tiempo que el inmueble acumulaba deudas, lo que provocó que los dueños se vieran obligados finalmente a vender las piezas de la colección. Entre ellas se encontraba la ya conocida San Miguel de Tous que había sido atribuída a Bartolomé Bermejo en 1905. Las obras del autor ya contaban con el reconocimiento académico y la pieza, de evidente categoría, se vio objeto de una pugna entre diferentes museos que quisieron incluirla en su colección. Finalmente, tras un año de negociaciones, la National Gallery de Londres terminaría adquiriendo la pieza en 1995 por 10 millones de libras.

National Gallery

La obra sirvió para rellenar una laguna de la colección que le faltaba al museo, y así lo afirmó el que fuera director de la institución, Neil MacGregor:

“No hemos tenido realmente grandes cuadros españoles del siglo XV hasta ahora.”

24 años después el Museo dedica una exposición al autor reuniendo siete de sus obras.

Un artista de influencia flamenca

Cordobés de nacimiento, Bermejo tuvo una carrera itinerante y, aunque muy pocos datos se conocen sobre él, trabajó principalmente en la Corona de Aragón, probablemente propiciado por su condición de judeoconverso. Su pintura tiene claras influencias flamencas y los académicos se discuten sobre la posibilidad de que pudiera haber estudiado en Flandes, aunque lo más probable es que durante su etapa en Valencia tuviera la oportunidad de ver obras de estas características.

San Miguel de Tous está considerada la primera de las 28 obras que se han atribuido al artista. Unos trabajos en los que se observa la clara calidad pictórica, evidenciada por la atención a los detalles y la sostificación en las indumentarias.

Manuel del Solar

Periodista Multiplataforma y Datos | Escribo en elfosforo sobre arte y cultura. Twitter: @madelsolfern

Deja un comentario

Cerrar menú